Acciones: La prevención en esta época de lluvias nace en casa

Nota de Prensa No. 045-2019

Tegucigalpa. Los pronósticos advierten que junio será un mes en el que predominarán las lluvias por lo que la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco) hace un llamado a la población, para ejecutar obras de prevención y evitar que las lluvias pongan en riesgo su vida y sus bienes.

Para este periodo al menos 30 ciclones tropicales son pronosticados por las entidades especializadas, en el Océano pacífico cuya temporada inició el 15 de mayo, se esperan la formación de unos 18 y 12 en el Atlántico donde la temporada comenzó el 1 de junio.

Cabe recordar que la temporada ciclónica se extiende hasta el 30 de noviembre y Honduras no está exenta de que uno de estos fenómenos climáticos deje cantidades de lluvia, que sumada a su vulnerabilidad pueda causar daños a la infraestructura como a la vida de la población.

Debido a ello, las autoridades de Copeco han llamado a los hondureños a poner su granito de arena y colaborar con acciones que favorezcan a reducir los riesgos a desastres a lo largo del territorio nacional.

“La cultura de la prevención nace en casa, si cada uno hace de ella una buena costumbre cuidamos nuestra existencia y ayudamos a que otros no estén en riesgo cuando llegan los eventos adversos”, señaló Lisandro Rosales,  ministro comisionado nacional de Copeco.

Destacó que con pequeñas acciones como no lanzar la basura indiscriminadamente y depositarla en recipientes se evitan situaciones como el represamiento de agua lluvias en los tragantes de calles y bulevares por la gran cantidad de desechos que se acumulan.

Sugirió a los hondureños acompañar las jornadas de limpieza en solares baldíos, cunetas y de liberación de maleza en los cauces de ríos y quebradas que realiza personal de Protección Civil en las regionales de Copeco en todo el país para ayudar a evitar inundaciones.

Identificar riesgos

De su lado el jefe del Sistema de Alerta temprana (SAT) de Copeco, Juan José Reyes, señaló que  resulta imperativo la identificación de riesgos de cada vivienda haciendo una revisión de su entorno para realizar acciones preventivas contra todo aquello que pueda representar un peligro.

“Geológicamente tenemos un país lleno de fallas que en cualquier momento la lluvia se vuelve en detonante, la saturación genera una condición que después de un tiempo de estar lloviendo se puede dar un deslizamiento, basta con pocos milímetros de lluvia para que ocurra”, apuntó.

Reyes explicó que los sistemas de alerta temprana son desarrollados para que la gente con suficiente tiempo tenga la información de una posible amenaza y pueda actuar. “Si yo estoy abajo y la amenaza me dice que me puedo inundar, salgo, me voy para arriba y salvo mi vida”, ejemplificó