Simulacro: A prueba de fuego capacidades de Conapremm

::: Más de 350 estudiantes y maestros de la UMH participaron en actividad que tuvo como objetivo medir las capacidades de cuerpos de socorro :::

Tegucigalpa. Una llamada alertó al Sistema Nacional de Emergencia 911 para denunciar la detonación de varios explosivos y el posible resultado de personas heridas e intoxicadas al interior de la Universidad Metropolitana de Honduras (UMH).

En el marco de este hipotético escenario, se coordinó la asistencia inmediata de los organismos de primera respuesta de la Comisión Nacional de Prevención en Movilizaciones Masivas (Conapremm) para medir sus capacidades de respuesta.

Minutos después al lugar de los hechos llegaron en auxilio elementos de la Policía Nacional, del Cuerpo de Bomberos de Honduras, de la Cruz Roja Hondureña, de la Unidad Humanitaria de Rescate (UHR), de la Unidad de Respuesta Inmediata (URI) y la Unidad Médica de Emergencia (UME) de la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco).

La misión era socorrer  a 21 ciudadanos que supuestamente resultaron heridas tras la explosión y una persona muerta, además de realizar la evacuación de unas 350 personas entre estudiantes universitarios y docentes.

“Hemos medido las capacidades de los cuerpos de socorro como parte de la respuesta oportuna que debemos darle a la gente en caso de una situación de emergencia”, manifestó Lisandro Rosales, ministro comisionado nacional de Copeco.

“Con ello también se ha puesto a prueba las capacidades de los brigadistas de la Universidad Metropolitana de Honduras, con quienes hemos venido trabajando para su formación y capacitación en temas de emergencia”, indicó.

Explicó que este ejercicio que se realizó como parte de las labores de preparación previo a la masiva movilización del 15 de septiembre, permitió identificar las debilidades que tiene el sistema para enmendar y reforzar acciones a fin brindar una respuesta más adecuada.

Por su parte José Juan Castro, presidente de la Cruz Roja, destacó que hubo en la práctica acciones positivas que pueden ser replicadas para mejorar el tiempo de acción sobre todo en la coordinación de una emergencia.

“Ha sido de mucho beneficio para evaluar primero el plan de contingencias de la universidad y el actuar del sistema para medir su tiempo de acción  además de la evaluación del Sistema de Comando de Incidentes (SCI) desde donde se realizó toda la coordinación”, dijo.

Este simulacro fue desarrollado con apoyo de USAID/OFDA, Plan Internacional y Goal quienes actuaron también como evaluadores del proceso. Además se recibió ayuda de empresas privadas como Café Indio, Media Branding, Gatorade, Loto, Rayovak, Agua Avia, El Heraldo y Covi Honduras.

 

Tegucigalpa MDC 10 de septiembre, 2018

Comisión Nacional de Prevención en Movilizaciones Masivas (Conapremm)