Día y noche se realizan intensas acciones contra el dengue

Tegucigalpa. “El compromiso es primero de nosotros y luego del gobierno de realizar la siguiente fase, pero si no hacemos lo primario que es mantener limpio, es bien difícil que se erradique el zancudo”, reflexionó el señor Osmar Raudales sobre el problema de dengue que sufre su barrio, El Bosque, al norte de la capital.

Raudales es uno de los miles de hondureños conscientes que la población debe contribuir para contrarrestar la epidemia de dengue que sufre el país y que ha dejado miles de casos a nivel nacional.

Ante esta situación, el Sistema Nacional de Gestión del riesgo (Sinager) declaró emergencia nacional y se ordenó que las acciones para controlar el zancudo Aedes Aegypti sean constantes y continuas en todo el territorio nacional, especialmente en las zonas de mayor incidencia de casos de dengue.

La declaratoria de emergencia manda a que en los 298 municipios del país se realicen con mayor continuidad los operativos de aplicación de larvicidas como el BTI, fumigaciones, identificación y eliminación de criaderos, limpiezas de áreas baldías, entre otras.

Además que el personal que participa de los operativos contra el zancudo invite a la  población a participar de las actividades de lucha contra el zancudo con mensajes preventivos y de concienciación porque el dengue mata.

Aunque las actividades contra el mosquito Aedes Aegypti, que transmite el Dengue, se desarrollan desde hace varios meses a lo largo del país, este día se intensificaron con el fin de bajar los índices de afectaciones.

En cada uno de los municipios los alcaldes por medio de las mesas intersectoriales de salud son los que están ejecutando un plan para la destrucción y eliminación de criaderos del zancudo, que también entraron de lleno a las operaciones contra el zancudo transmisor del dengue.

 

Capital

En la capital, las intervenciones sanitarias se intensificaron en siete sectores que, la Secretaría de Salud ha detectado, poseen un mayor número de casos positivos de dengue al igual que en otros lugares del país.

Para atacar el zancudo, Copeco desarrolló un plan de fumigación entre las 5: 00 a 8: 00 dela mañana y de las 4: 00 de la tarde a 8: 00 de la noche, mientras que en el resto de horas habrá aplicación de abate y BTI y otras acciones para atacar el zancudo adulto y las larvas.

Debido a ello y desde muy tempranas horas de hoy el personal de Copeco, Chamba Comunitaria y Guías de Familia se desplazaron en los barrios El Bosque Villa Adela y las colonias Villanueva y Hato de Enmedio.

Mientras que en horas de la tarde se diseminaron en las colonias Miramontes y Miraflores, para ejecutar las acciones que encabezó el ministro comisionado nacional de Copeco, Lisandro Rosales.

“Las instituciones podemos entrar a las casas a fumigar, aplicar el BTI, pero si la población no colabora a mantener limpias sus pilas, sus solares y ni destruye los criaderos no podremos controlar que el zancudo se reproduzca”, enfatizó el ministro Rosales.

Estamos comprometidos a luchar hasta agotar nuestras fuerzas, esperamos que no sea en vano por eso necesitamos su colaboración, ya son muchos hondureños que están padeciendo este mal y no queremos que usted sea uno de ellos, solicitó el ministro.

 

Mapa

Por su parte, el subcomisionado para el Distrito Central, Julio Quiñonez, explicó que las intervenciones son sectorizadas porque la “Secretaría de Salud nos da un mapa epidemiológico en el que nos dice qué franja de la ciudad tiene problemas y casos positivos de dengue”.

“Son intervenciones donde llegamos a 400 a 500 viviendas aproximadamente con este tipo de atenciones, identificación y eliminación de criaderos de zancudos, abatizaciones y fumigación, hacemos un casa a casa hablando con la población pidiéndole que nos permita entrar y cumplir con este ciclo de control epidemiológico”, explicó Quiñonez.

 

Dato

Unas 18,000 personas de Copeco, Chamba Comunitaria y Guías de Familia desarrollarán las acciones contra el dengue en el país, a las que se les sumarán el recurso humano de la Secretaría de Salud, de las municipalidades y de las otras instituciones del Estado.