Sequía: Modelos apuntan a influencia de un Fenómeno del Niño débil

Tegucigalpa. Un pronóstico más acertado sobre las condiciones climáticas que predominarán durante el verano 2019, será conocido hasta el 20 de marzo, sin embargo, hasta ahora los modelos apuntan a que Honduras se verá influenciada por un Fenómeno del Niño débil.

Una vez más las familias que habitan en el Corredor Seco del país, se verían vulnerables ante la escases de lluvia, que podría provocar el desarrollo de este fenómeno que pronostica el Centro Nacional de Estudios Atmosféricos, Oceanográficos y Sísmicos (Cenaos) de Copeco.

Según Francisco Argeñal, jefe de meteorología de Copeco, se han elaborado análisis de años análogos (1987,1995 y 2010) sobre cómo podrían ser las condiciones climáticas si se confirma el desarrollo del Fenómeno del Niño débil.

Estos estudios señalan que podrían presentarse lluvias tempranas en el mes de Abril, sin embargo, para Mayo habrá mala distribución de lluvias las primeras tres semanas, y luego condiciones muy lluviosas, arriba del promedio, para finales de Junio.

“Tendríamos precipitaciones fuertes para finales de Junio y hasta podríamos tener inundaciones”, detalló Argeñal, quien a renglón seguido indicó que un pronóstico más acertado se conocerá hasta el 20 de marzo.

El experto indicó que cuando se desarrolla un Fenómeno del Niño hay una probabilidad más grande de que la canícula se extienda, y que para este 2019 se podría registrar un escenario similar al ocurrido durante el verano del año anterior.

Asistencia 

Mientras se conocen los pronósticos más cercanos, Copeco continua con su labor de asistencia en los municipios del Corredor Seco tal y como lo ha instruido el ministro comisionado nacional de Copeco, Lisandro Rosales, comentó Carlos Cordero, subcomisionado nacional de esa entidad.

 “Lo importante es que se están tomando acciones, en los últimos cuatro años trabajamos en estrategias que permitan cambiar las condiciones de vida, como el Corredor Seco donde hemos atendido a más de 53,000 familias, con daños severos, garantizándoles su seguridad alimentaria”, dijo el funcionario.

En total Copeco ha entregado 5.1 millones de libras de alimento en un proceso que ha sido coordinado con el Programa Mundial de Alimentos (PMA), organismo que se encarga de identificar en campo a las familias que requieran de la asistencia gubernamental.