Resiliencia: PMA concreta entrega de transferencias en efectivo a pobladores afectados por lluvias el año anterior

 ::: El mecanismo de entregas beneficia de forma directa a alrededor de 4,000 familias de seis municipios del departamento de Olancho :::

Con la finalidad de garantizar la seguridad alimentaria de las personas que resultaron afectadas por las inundaciones, el Programa Mundial de Alimentos (PMA) se dio a la tarea de realizar la entrega de transferencias en efectivo a pobladores de las comunidades de Mangulile, San Esteban, Campamento, Salamá, Catacamas y Juticalpa en el departamento de Olancho.

La ayuda consiste en la entrega de una cantidad de dinero que es de 1,700 lempiras para familias que están compuestas de 1 a 5 integrantes, y de 2,700 para las que van de 5 en adelante. Las transferencias se hacen a través de una agencia bancaria y en lo que va de la fecha se han entregado más de 6 millones de lempiras.

Francisco López, subcomisionado de la regional 5 de la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco), manifestó que la gente del departamento de Olancho se encuentra contenta por la labor que realiza el PMA porque la mayoría sufrió considerables pérdidas en sus cultivos por las fuertes lluvias que cayeron el pasado mes de septiembre.

“Es la primera vez que el PMA entrega transferencias en efectivo por el tema de lluvias en Honduras, y esta ayuda sirve para que la gente se pueda recuperar y demuestre su capacidad de resiliencia. Estamos agradecidos porque la mayoría de los pobladores afectados viven bajo umbrales de pobreza, y algunos pocos logran subsistir con menos de un salario mínimo.  Las transferencias solo se le entregan a las familias con previas evaluaciones hechas por Copeco”, dijo.

 

Buena coordinación

Por su parte, Judith Thimke, representante del PMA en Honduras, detalló que las ayudas se están proporcionando desde octubre del año pasado y se han hecho cinco entregas, las transferencias se realizan con fondos de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) y el gobierno de Canadá a través del PMA y estrictamente deben utilizarse para la compra de alimentos de la canasta básica y medicamentos.

“Es una experiencia magnifica, el personal de Copeco ha hecho una excelente coordinación para que se entreguen estas transferencias a las personas afectadas, les daremos un minucioso seguimiento a las personas a las que se les entregó la ayuda para garantizar su seguridad alimentaria y evitar que el dinero lo utilicen para adquirir otros productos que atenten contra su salud”, manifestó la funcionaria de nacionalidad estadounidense.

Mario Vásquez, monitor de campo del PMA en el departamento de Olancho también dijo que aparte de coordinar todo lo necesario para la entrega de las transferencias, el personal de Copeco y la Dirección de Ciencia y Tecnología Agropecuaria (Dicta), han trabajado de forma dinámica organizando de la mejor manera el trabajo comunitario para lograr la rehabilitación de viviendas dañadas y en campañas de limpieza.

El PMA es un programa de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) que distribuye alimentos para apoyar proyectos de desarrollo, refugiados de larga duración y personas desplazadas. También proporciona comida de emergencia en caso de fenómenos naturales o desastres provocados por el hombre. Su sede se encuentra ubicada en Roma, Italia.

 

Tegucigalpa M.D.C. 20 de Febrero 2018

DIRECCIÓN DE COMUNICACIÓN SOCIAL DE COPECO