Preparación: Tornabé cerca de convertirse en la tercera comunidad Tsunami Ready de Honduras

Tegucigalpa. La comunidad garífuna de Tornabé, en Tela, Atlántida, es el sitio escogido por el Sistema Nacional de Gestión del Riesgo (Sinager), para realizar un nuevo simulacro regional ante tsunamis el próximo mes de febrero.

Según los expertos, el objetivo principal es que esta zona que es uno de los principales destinos turísticos del país, logre la certificación Tsunami Ready tal y como se logró en 2017 con las playas de Cedeño en el Pacífico, y Omoa en el Atlántico.

Con este simulacro se busca preparar y sensibilizar a las comunidades, estudiantes, profesores y a la población en general ante un posible sismo de gran magnitud y la eventualidad de un tsunami.

También es importante fortalecer las capacidades y comprensión de los integrantes de los Comités de Emergencia Municipal y Local.

"Visitaremos Tornabé para hacer el mapa de zonas de inundación, y con ello podamos tener información más exacta de hasta dónde podría llegar una ola de tsunami, y que en función de esto las comunidades puedan preparar rutas de evacuación, planes de contingencia y acciones de prevención", manifestó el jefe de Sistemas de Alerta Temprana (SAT), de Copeco, Juan José Reyes.

Así mismo harán una planificación de observancia para ubicar rótulos en la playa para que los turistas nacionales puedan ver como evacuar cuando se da una ola de tsunami. Con esto se estarían dando los primeros pasos para que el asentamiento garífuna se vuelva una comunidad más resiliente.

 

Preparativos

La noticia se reveló durante la realización del taller Reforzamiento de las Capacidades de Alerta y Respuesta ante tsunamis y otras amenazas en Centroamérica, donde se trabajó en hacer los últimos ajustes, verificación, revisión, y estandarización del plan de procedimientos operativos.

Esta herramienta se implementará como un plan nacional ante sismos que generan olas de tsunami en cualquiera de las costas de Honduras.

El evento que es financiado por la Oficina de las Naciones Unidas para la Educación y la Ciencia (Unesco), y la Unión Europea, tuvo la participación de representantes del Sinager, organizaciones no gubernamentales, personal técnico científico de diversas instituciones y consultores.

"Apostamos a los procesos de capacitación, estos talleres son herramientas muy importantes porque con esto estamos atacando de forma frontal a un problema que está afectando a todas las costas del mundo", dijo Hilda Muñoz Tábora, de la comisión permanente de cooperación con la Unesco.

Y agregó "No sabemos cuándo se va a presentar un tsunami, pero al presentarse lo que debemos de hacer como sistema encargado de la prevención y gestión del riesgo, es preparar a las personas para que los conocimientos se vayan transmitiendo y así se pueda actuar de la mejor manera y con ello evitar que se pierdan valiosas vidas".

Los tsunamis son fenómenos que no son muy frecuentes, pero cuando se presentan generan situaciones de destrucción impresionante.

En Centroamérica han ocurrido unos 49 tsunamis y según datos históricos en Honduras se registró uno el 4 de agosto de 1856. Este evento destruyó la línea costera hondureña desde Omoa en el departamento de Cortés hasta Gracias a Dios en el departamento del mismo nombre.

 

Tegucigalpa M.D.C. 22 de enero 2019

DIRECCIÓN DE COMUNICACIÓN SOCIAL DE COPECO