Copeco reconoce entrega de personal de Protección Civil

Tegucigalpa. “La discapacidad es una cuestión de percepción. Si puedes hacer una sola cosa bien, eres necesitado por alguien”, es lo que ha comprendido bien Edwin Rolando Herrera Lagos, quien con un solo brazo ha decidido ayudar a los hondureños que lo necesitan.

Herrera Lagos, es un colaborador de la Dirección de Protección Civil de la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco), que no se detiene en su labor a pesar de una discapacidad para cumplir con la misión que se le encomienda.

El haber perdido su brazo izquierdo debido a una negligencia médica hace 41 años tras sufrir una fractura, no lo detuvo para salir adelante y ser hoy un orgullo para Copeco por su encomiable esfuerzo al desarrollar un trabajo de prevención o actuando en emergencias.

Debido a la entrega sin miramientos a su labor desarrollada en el Distrito Central, el ministro comisionado nacional de Copeco, Lisandro Rosales, le realizó una distinción junto a seis de sus compañeros por su entrega a la hora de servir.

“Desde pequeños mi papá nos inculcó a trabajar en el campo y desde entonces  a mí no me da miedo agarrar una pala, una piocha, un azadón y me enorgullece, y por trabajar en esta institución he sentido alegría, ánimo y lo hago con mucho cariño para la ciudadanía de las colonias donde hemos entrado”, dijo al recibir el diploma de reconocimiento.

El ministro Rosales también reconoció el mérito a Eleazar Joel Palacios Castellanos, Lidia Concepción Hernández, José Roberto Pinel Merlo, Jenny Pamela Cortés sosa, Marcial Castillo Palma, y Glenda Xiomara Gómez Matamoros.

 

Acciones

Cada uno de estos hombres y mujeres son parte de los 1,773 voluntarios de Protección Civil que laboran a lo largo y ancho del país, y que en el período de Mayo a noviembre han desarrollado un total de 3, 902, 543 atenciones.

Entre las acciones desarrolladas destacan la promoción de la cultura de la prevención casa por casa; apoyo a la Secretaría de Salud en labores para eliminar los criaderos de zancudos; auxilio a la población durante emergencias y eventos adversos, entregando ayuda humanitaria, entre otras acciones.

“Las acciones emprendidas en los municipios donde están los miembros de Protección Civil han sido parte fundamental en rescatar y salvaguardar la vida de las personas, hemos tenido situaciones muy difíciles, compartimos emergencias alertas y situaciones muy complejas del país”, destacó su director Roberto Díaz.

Por su parte el ministro comisionado Lisandro Rosales, recordó que en Copeco se hablaba de la necesidad “de tener un equipo activo, un brazo ejecutor de las acciones que nosotros tenemos, porque la institución ha crecido muchísimo en los últimos 8 años, pero hacía falta ese complemento y en la modalidad de Protección Civil la hemos encontrado”.

 

Amar y compartir

Los miembros de Protección Civil han demostrado que “No hay nada más fuerte en el mundo, que el corazón de un voluntario” y como parte de esa nobleza este día personal de esta dirección asignada a la Regional de Copeco en el Distrito Central realizó una visita al centro Ceder e Hilos de Plata.

 Llevando alegría a los abuelos, los jóvenes y adultos voluntarios realizaron cortes, pintados de cabello y uñas, entregaron alimento y compartieron juegos con los ancianos como parte de las acciones de servicio en este mes de diciembre.