Comunicado oficial del Consejo Directivo del Instituto Nacional Penitenciario

El Gobierno de la República, a través del Consejo Directivo del Instituto Nacional Penitenciario, ante los últimos acontecimientos ocurridos en las cárceles de máxima seguridad del país, comunica a la comunidad nacional e internacional:

1. El Gobierno de la República como parte de su política integral de seguridad, ha construido dos cárceles de máxima seguridad en Ilama, Santa Bárbara y Morocelí, El Paraíso, así como un módulo especial en Támara, Francisco Morazán, a fin de mantener en ellas a privados de libertad de alta peligrosidad y reducir su capacidad de continuar girando instrucciones como ordenes de extorsión, ordenes de ejecución y asesinato, entre otros hechos ilícitos.

2. Desde hace algún tiempo, sectores interesados en desestabilizar el país y torpedear la política integral de seguridad, han sugerido el cierre de estas cárceles para congraciarse con estructuras del crimen organizado. En ese afán, se han realizado protestas en los alrededores de los centros penitenciarios con intereses oscuros.

3. Las estructuras criminales han buscado, por todos los medios, infiltrar al personal a cargo de la seguridad con el fin de introducir armas, dinero, drogas y hasta explosivos a las cárceles de máxima seguridad. El objetivo final de estas redes criminales ha sido vulnerar todos los protocolos y estándares internacionales que rigen el buen funcionamiento.

4. Los acontecimientos ocurridos el fin de semana demuestran que el crimen organizado no descansa y busca nuevas formas de vulnerar los sistemas de seguridad.

5. Es importante destacar que las autoridades y custodios de Ilama que se encontraban dentro del recinto, no portaban armas letales, tal y como lo establece la norma internacional y los protocolos de seguridad.

Al respecto se han tomado las siguientes decisiones:

A. La Fuerza de Seguridad Nacional Interinstitucional (FUSINA) ha intervenido temporalmente y tomado el control de todas las cárceles de máxima seguridad.

B. Se han suspendido los Directores de las cárceles de Ilama, Santa Bárbara y Morocelí, El Paraíso, en tanto la investigación arroja resultados definitivos.

C. Se está haciendo una auditoria de la base de datos de los escáneres y de las cámaras de seguridad para poder determinar de qué manera ingresaron las armas al centro penitenciario.

D. El Ministerio Público ha presentado requerimiento fiscal contra siete privados de libertad que participaron en los hechos acontecidos en Ilama el día sábado.

6. Las medidas que se han tomado hasta el momento con la creación y fortalecimiento de las cárceles de máxima seguridad, han logrado reducir sustancialmente los hechos violentos que se perpetraban en el pasado con total impunidad, incluyendo una reducción significativa de la tasa de homicidios, hechos que se han demostrado y no se pueden desconocer.

7. Los últimos acontecimientos comprometen al Sistema Penitenciario aún más continuar trabajando sin descanso en mejorar el funcionamiento de los centros penitenciarios de Honduras y se reconoce la labor de los hombres y mujeres que día a día arriesgan su vida para proteger la integridad de los privados de libertad y de la población en general.

Tegucigalpa M.D.C, 28 de octubre de 2019