En el Caribe hondureño: Precaución ante el paso de un Sistema de Baja Presión

Boletín Informativo No 006-2019

Chubascos, lluvias y actividad eléctrica se esperan a partir del próximo domingo, debido a la formación de un sistema de baja presión que actualmente se encuentra ubicado en el Mar Caribe, cercano a las costas de la Mosquitia, según los modelos del Centro de Estudios Atmosféricos, Oceanográficos y Sísmicos (Cenaos), de la Comisión Permanente de Contingencias, Copeco. 

Aunque este sistema tiene muy bajas probabilidades de convertirse en un Ciclón Tropical se espera generará lluvias y chubascos de moderados a fuertes especialmente en los departamentos de Colón, Gracias a Dios y Olancho para el día domingo, con acumulados de entre 30 a 40 milímetros y máximos de 60 a 80 milímetros en esos departamentos.

Para el día lunes estaría generando lluvias en los departamentos de Colón, Olancho, Atlántida, Islas de la Bahía y Yoro (región Atlántica), con acumulados que podrían alcanzar entre 30 y 50 milímetros diarios en las ciudades costeras y máximos de 70 a 90 milímetros en las partes altas.

En las regiones oriente, centro, sur y occidente comenzará a llover por la tarde del lunes 14 de octubre hasta el martes 15, con acumulados diarios de 20 a 30 milímetros y máximos de 50 a 60 milímetros en las montañas.

La circulación de este sistema producirá vientos moderados del norte durante el lunes sobre el país y del sur durante el martes, con una velocidad promedio de 30 kilómetros por hora. Este viento incrementará la altura del oleaje en el Mar Caribe, donde las alturas máximas podrían alcanzar de 3 a 5 pies cerca de la costa y hasta 8 pies en mar abierto.

 

SOCIALIZAR y ejecutar acciones preventivas:

• Suspender actividades al aire libre cuando se presente actividad eléctrica caracterizada por    truenos y relámpagos. Recuerde que los rayos pueden ser mortales.

• Asegurar techos y objetos en altura, como prevención ante vientos racheados.

• Monitorear niveles de ríos y quebradas, y evitar cruzarlos al observar un incremento significativo.

• Monitorear zonas vulnerables a deslizamientos o derrumbes.

• Limpiar canales y desagües, para evitar inundaciones.

• Evitar la circulación en automóvil o motocicleta mientras llueve, sólo hacerlo en casos de verdadera emergencia o necesidad.     

 

                                                                                                                                                                            

“La Prevención es la Mejor Opción”