Tegucigalpa M.D.C 8 de Octubre de 2018
Por 24 horas más: Se extiende Alerta Roja para Francisco Morazán, Choluteca y Valle


El Comité de Alertas de la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco) decidió extender la ALERTA ROJA por 24 HORAS más para los departamentos de FRANCISCO MORAZÁN, CHOLUTECA y VALLE a partir de las 9:00 de la mañana de este lunes 8 de octubre.

El comité también determinó extender la ALERTA VERDE en los departamentos de COMAYAGUA, LA PAZ, INTIBUCÁ, LEMPIRA y OCOTEPEQUE por el mismo período de tiempo.

Según los análisis del Centro de Estudios Atmosféricos, Oceanográficos y Sísmicos (Cenaos) de Copeco, continuán altos los niveles de los ríos que desembocan en el Golfo de Fonseca, además los suelos están muy saturados y aún se mantienen pronósticos de lluvias y chubascos de moderados a fuertes en el sur, centro y suroccidente.

Debido a la saturación en el suelo, por las persistentes lluvias, el Sistema de Alerta Temprana (SAT) reitera que la ciudadanía debe observar aquellas zonas con riesgo de deslizamientos y derrumbes, además, estar atenta ante cualquier problema estructural en sus viviendas, con el objetivo de proteger sus vidas.

En el Océamo Pacífico se esperan olas máximas de 4 a 6 pies, razón por la cual Copeco reitera el llamado a las Capitanías de Puerto a restringir la salida de embarcaciones de bajo calado y a los pescadores del Golfo de Fonseca no faenar.

 

Evacuación

De acuerdo a los protocolos del  SAT de Copeco en Alerta Roja se debe proceder a la evacuación obligatoria debido al riesgo inminente del impacto que provocarán las lluvias, en ese sentido la población en zonas de riesgo debe alojarse en sitios seguros o en albergues habilitados en estas zonas.

Mientras a la población en departamentos bajo Alerta Verde los protocolos mandan a realizar  monitoreo permanente de los sistemas a través de los canales oficiales de Copeco y se pide no prestar atención a noticias falsas que buscan desorientar a las personas.

También se les pide a los hondureños evitar el cruce de los cauces de ríos, riachuelos, vados y quebradas, que tengan niveles que estén elevados por las lluvias para evitar poner en riesgo su vida ya que la corriente puede arrastrarles fácilmente.