Tegucigalpa M.D.C 6 de Agosto de 2017
Alerta Verde  por 72 horas para los 18 departamentos del país


Boletín de Alerta No. 032-2017

 

Por formación de posible ciclón:

Alerta Verde  por 72 horas para los 18 departamentos del país

El Comité de Alertas de la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco) declara ALERTA VERDE por 72 horas para  LOS 18 DEPARTAMENTOS DEL PAÍS a partir de las 5:00 de la tarde de este domingo.

La determinación se adopta debido a la formación del posible ciclón tropical Siete, ubicado a 190 kilómetros al este de Puerto Lempira. El fenómeno generará abundante nubosidad, lluvias fuertes, vientos racheados y actividad eléctrica en las próximas 72 horas y los acumulados podrían alcanzar hasta 100 milímetros diarios.

Según los análisis meteorológicos del Centro Nacional de Estudios Atmosféricos, Oceanográficos y Sísmicos (Cenaos) de Copeco el fenómeno se desplaza del este a oeste acercándose a territorio centroamericano y podría convertirse en una depresión tropical en las próximas horas.

Prevención

Copeco recomienda a los pobladores sobre todo de Islas de la Bahía suspender las actividades pesqueras, ya que el oleaje tendrá alteraciones arriba de lo normal pudiendo alcanzar olas de más de 2 metros de altura al este de Guanaja.

Además se recuerda a la población que para evitar una tragedia no deben cruzar ríos crecidos, ya que la fuerza de la corriente puede arrastrar a una persona sobre todo si se trata de niños, niñas, ancianos y personas con discapacidad.

A los Comités de Emergencia Municipal y Local (Codem y Codel) se les instruye permanecer atentos de los niveles de los ríos, además de solicitar a los pobladores de las zonas más vulnerables mantener un constante monitoreo de su entorno y de las condiciones meteorológicas para tomar medidas preventivas.

A la población en general se le recomienda mantenerse en resguardo cuando se presenten tormentas con actividad eléctrica y evitar el uso de aparatos electrónicos como el celular. Además se les sugiere realizar labores de limpieza de cunetas y tragantes, podar árboles, asegurar techos u objetos que se puedan desprender por los fuertes vientos, vigilar el entorno de sus viviendas para detectar posibles deslizamientos de cerros y muros.