Tegucigalpa M.D.C 20 de Junio de 2017
Ocho departamentos en Alerta Amarilla 


Boletín de Alerta No. 023-2017


Persisten las lluvias

Ocho departamentos en Alerta Amarilla 

::Copeco hace especial llamado a los pescadores en el Golfo de Fonseca y en el Caribe donde el oleaje se mantendrá alterado::

El Comité de Alertas de la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco) determinó declarar ALERTA AMARILLA por 24 horas para los departamentos de Choluteca, Valle, Intibucá, Lempira, Santa Bárbara, Cortés y Yoro  además de extender la ALERTA AMARILLA para Copán a partir de las 12:00 del medio día de este martes.   

De acuerdo a los análisis de Cenaos de Copeco en estos departamentos continuarán las lluvias y con ello aumenta el riesgo de posibles deslizamientos y de inundaciones repentinas, por lo que se sugiere tomar las medidas de precaución que sean necesarias.

Además el Comité decidió extender  la ALERTA VERDE  en los departamentos de La Paz, Ocotepeque, Olancho, El Paraíso, Comayagua y Francisco Morazán por igual período de tiempo.

 

Precaución

Copeco hace un especial llamado a los pescadores de la zona Sur del país para que limiten su actividad, ya que el oleaje en el Golfo de Fonseca se mantendrá alterado con mareas de entre 5 hasta 8 pies de altura. De igual forma en el Caribe el oleaje será de 3 a 5 pies.

Además Copeco recomienda a la población que vive en zonas cercanas a la rivera de los ríos Chamelecón y Ulúa que adopten medidas de precaución, porque ambos ríos se mantienen en un nivel elevado producto de las últimas lluvias.

 

A la población en general Copeco también sugiere protegerse de las lluvias sobre todo porque estas se podrían presentar con descargas eléctricas, en ese sentido se recomienda evitar el uso del celular, permanecer en lugares altos o cercanos a antenas.

También se pide no cruzar quebradas ni ríos crecidos para evitar ser arrastrado por las corrientes.

Al gremio de la construcción se le reitera el llamado para tomar todas las medidas de prevención en aquellas edificaciones que se estén realizando cortes de suelo, excavaciones o movimiento de tierra y tengan recurso humano laborando dentro de ellos. La recomendación es que los obreros se mantengan fuera de estos cortes ya que la saturación en los suelos puede provocar colapsos y por ende soterrar personas.