“Me voy del país, pero me llevo a Honduras en mi corazón”, dice embajador de la UE

Tegucigalpa 18 de agosto. “Me voy del país, pero me llevo a Honduras en mi corazón y deseo todo les salga bien, somos verdaderos amigos”, dijo hoy el embajador de la Unión Europea (UE) en Honduras, Alessandro Palmero, tras ser condecorado por el presidente Juan Orlando Hernández con la Orden General Francisco Morazán, en el Grado de Gran Cruz Placa de Plata.

“Este es un sentimiento de felicidad, pero también de mucha tristeza”, dijo Palmero, quien a su paso por el país benefició a muchos hondureños con proyectos de la UE en materia económica, educativa, cultural, turística y transparencia, entre otros.

“Gracias por estos tres años de trabajar con Honduras”, recalcó el diplomático, quien concluye su misión en el país.

La ceremonia de condecoración se celebró en la antigua Casa Presidencial bajo medidas de bioseguridad por la pandemia de covid-19.

El embajador Palmero es de nacionalidad italiana y ejerció su labor en el país desde el año 2017.

Palmero trabajó en actividades enfocadas en la mitigación al cambio climático, como la limpieza del arrecife de Utila, limpieza de playas, reforestación y muchas otras actividades ambientales, y proyectos educativos, entre otros.

El diplomático señaló que “este es el momento de trabajar en conjunto para atender la emergencia del covid-19”.

“He platicado con muchos hondureños de diferentes colores políticos y agradezco sus palabras por este reconocimiento”, expresó Palmero al presidente Hernández.

Por su parte, el canciller de la República, Lisandro Rosales, expresó en sus redes sociales “nuestra gratitud por el excelente trabajo del Embajador @PalmeroA a favor de Honduras”.

“Su esfuerzo se traduce en un firme y continuo respaldo de la Unión Europa para nuestra nación. Durante su misión en Honduras supo ganarse el cariño del pueblo, en nombre de quien le condecoramos hoy”,  dijo Rosales.