Copeco completa la entrega de módulos del Hospital Móvil capitalino

Tras cuatro días de arduo trabajo, el ente estatal participó en la operación de movilización para dejar colocados, tal como se ubican en los planos arquitectónicos, los 39 módulos en el plantel situado contiguo al PANI.

La Secretaría de Estado en el Despacho de Gestión del Riesgo y Contingencia Nacionales (Copeco) completó con éxito el traslado, para su respectivo ensamblaje, de cada uno de los 39 módulos que conforman el hospital móvil para atender pacientes con COVID-19.

A Copeco se le encomendó la tarea de ser el encargado de la movilización y entrega a Invest-H de los 78 contenedores de dos hospitales móviles que el gobierno adquirió en Turquía, para dar atención médica durante la emergencia sanitaria.

Tras la culminación el ministro de Copeco, Gnral. Carlos Cordero expresó su agradecimiento primero con Dios y después con cada una de las personas que intervinieron desde el momento que estos módulos fueron retirados del Puerto, para lograr que llegarán hasta su destino.

En referencia al trabajo de Copeco con el tema de los hospitales móviles, el General Cordero explicó que con “esto se concluye la etapa que se nos fue asignada, que se logró en un tiempo muy rápido y sin tener incidentes que lamentar.

Luego de participar en un proceso de licitación, la empresa de transporte Tedesco junto a Copeco, trasladaron cada uno de los contendores hacia los planteles donde se armaron los hospitales, uno ubicado contiguo al Hospital Mario Catarino Rivas en San Pedro, y el segundo en el predio aledaño al Patronato Nacional de la Infancia (PANI), justamente a la par del Hospital El Tórax, en Tegucigalpa.

Una vez que se cumplieron los trámites de desaduanaje en la Operadora Portuaria Centroamericana (OPC), de Puerto Cortés, Copeco procedió a la primera movilización, el pasado martes 27 de julio, de los 39 contendores destinados para el Hospital de San Pedro Sula.

Dos días después, el jueves 29 de julio, los últimos contendedores salieron de la OPC con rumbo a la 105 Brigada, para que muy temprano del día siguiente, se iniciara el proceso de traslado hacia Tegucigalpa, de los restantes 39 contendores del segundo hospital.

Ese mismo día viernes 30 de julio llegaron a la capital en horas de la tarde los primeros 15 contenedores, trasladando 10 de ellos al Campo de Parada Marte para quedar bajo custodia de las Fuerzas Armadas, y los restantes cinco llevados al plantel donde se haría el ensamblaje.

“Ha sido una movilización muy al detalle, al grado que la ubicación de cada módulo estaba exactamente en el punto que tenía establecida Invest-H; teníamos previsto que probablemente hoy por la noche estaríamos concluyendo, pero 24 horas antes se logró concluir a pesar de la fuerte lluvia que hubo en los dos últimos días”, resaltó el funcionario.

Con los primeros cinco módulos, entregados por Copeco y la empresa de transporte en el predio, el día sábado se inició las labores con la colocación de los primeros tres de ellos. 

Mientras que después del mediodía del domingo llegaron los 24 restantes módulos, 19 de ellos llevados al Campo de Para Marte y los restantes cinco trasladados al lugar donde se edifica. 

Ese mismo día fueron colocados en su lugar cinco de ellos. El lunes se situaron tal como lo refiere el plano hospitalario, otros 13 de los módulos, completando de esta manera un total de 21 de los 39. Mientras ayer martes se trabajó en el traslado y colocación de los últimos 18.

“Hemos cumplido con lo solicitado por el presidente de la República, Juan Orlando Hernández, de forma rápida y eficiente como se ha hecho esta actividad, hemos puesto ese grano de arena para la salud del pueblo hondureño”, concluyó.

 

Eficiencia

Tras la agilidad y la experiencia en la colocación de los días anteriores, Copeco concluyó el proceso de entrega de los restantes módulos, tras cuatro días de eficiencia en el trabajo desarrollado.

Aunque, las labores se pudieron haber concluido antes, la situación meteorológica no lo permitió, porque debido a la lluvia se tuvo que suspender labores dos días, atrasando un poco el proceso desplazamiento de los módulos por parte de Copeco.

Sin embargo, esta situación climatológica no hizo mella en el trabajo de los de diferentes miembros del Batallón de Ingeniero, de la empresa contratada para movilización y también lo correspondiente a la logística de Copeco, expresó el ministro Cordero.

 

Colocación

Por su parte, Sireya Díaz de Invest-H, manifestó que “se puso muy interesante porque se complicó un poco la colocación por las condiciones lluviosas que se presentaron, pero gracias a Dios contábamos con Fuerzas Armadas, Copeco, el contratista, la supervisión del CONASH, con Invest-H, hoy reconocemos que se pudo articular con diferentes instituciones del Estado y que cuando nos ponemos con un solo pensar y un solo sentir las cosas tienen éxito porque todo está puesto en las manos de Dios”, declaró Sireya Díaz.

“Nos queda habilitar el sistema de agua potable, alcantarillado, energía eléctrica, probar todos y cada uno de los equipos médicos y no médicos con que cuenta el hospital, las plantas generadoras que tienen que trabajar en forma automatizada cuando se va la energía, las plantas de agua potable, de oxígeno, de desechos sólidos y bioinfecciosos, que tenemos que examinar”, finalizó la Ingeniero.

 

 

 

Tegucigalpa, 05 de Agosto de 2020

DIRECCIÓN DE COMUNICACIÓN SOCIAL DE COPECO

AEROPUERTOS