Copeco pide a la población disminuir peligros con acciones de limpieza

::: Cumpliendo siempre con las medidas de bioseguridad, cada jefe de hogar debe revisar su entorno y eliminar basura o residuos sólidos para evitar inundaciones o cualquier tipo de riesgo propio de la temporada lluviosa :::

Tegucigalpa. Los pronósticos advierten que a mediados del mes de mayo iniciará de lleno la temporada lluviosa, por lo que la Secretaría en los Despachos de Gestión de Riesgos y Contingencias Nacionales (Copeco), hace un llamado a la población, para que ejecuten obras de prevención y eviten que las lluvias pongan en riesgo su vida y bienes.

Según el Centro Nacional de Estudios Atmosféricos Oceánicos y Sísmicos (Cenaos) de Copeco, la mayoría de los modelos predicen que en este año 2020 habrá una temporada ciclónica activa, meses lluviosos y una canícula corta.

De acuerdo a los expertos el fenómeno El Niño Oscilación del Sur, estará en su fase neutra durante casi toda la temporada lluviosa en el corredor seco, es decir que no habrá ni Niño, ni Niña y eso avizora mejores condiciones para la producción agrícola.

Los pronósticos detallaban que se daría inicio a la estación lluviosa entre el 11 y el 15 de mayo para la región Sur, Occidente y el sur de los departamentos de El Paraíso y Francisco Morazán. Para el Centro del 16 al 20 de mayo. En el Oriente del 1 al 5 de junio. En el Valle de Sula, Litoral del Caribe y Bajo Aguan del 10 al 15 de junio.

Una de las características de las primeras lluvias de la temporada es que se acompañan de fuertes vientos y actividad eléctrica, además de ser intensas y de corta duración, este tipo de chubascos son los que generalmente ocasionan problemas de inundaciones urbanas.

Según el departamento de ciencias Atmosféricas de la Universidad Estatal de Colorado, este año se podrían formar 16 tormentas tropicales en la cuenca del Océano Atlántico, 8 de ellas podrían convertirse en huracanes y 4 de estos serían de categoría mayor a 3 en la escala Saffir Simpson (huracanes destructivos).

Vulnerabilidad

Honduras no está exenta de que unos de estos fenómenos climáticos dejen grandes acumulados de lluvia, y sumado a su grado de vulnerabilidad, esto puede causar daños a la infraestructura como también a la vida de la población.

Debido a ello, las autoridades de Copeco llaman a los hondureños a poner un granito de arena y colaborar con acciones que favorezcan a reducir los riesgos a desastres a lo largo y ancho del territorio nacional.

"Con pequeñas acciones como no tirar la basura en lugares no adecuados que luego van a parar a los desagües y generan represamientos de agua lluvias en los tragantes de calles y bulevares, por la gran cantidad de desechos que se acumulan, ya están haciendo su parte", manifestó el ministro de Copeco, Carlos Cordero.

Sugirió a los hondureños acompañar las jornadas de limpieza en solares baldíos, cunetas y de liberación de maleza en los cauces de ríos y quebradas, que realiza personal de Protección Civil en las regionales de Copeco en todo el país para ayudar a evitar inundaciones.

Se debe identificar los riesgos

Por su lado el jefe del Sistema de Alerta temprana (SAT) de Copeco, Juan José Reyes, señaló que es importante que la población proceda en este momento de aislamiento domiciliario, a identificar riesgos en sus viviendas con una revisión exhaustiva de su entorno.

“Tenemos un país lleno de suelos inestables que en cualquier momento la lluvia se vuelve en detonante, la saturación genera una condición que después de un tiempo de estar lloviendo se puede dar un deslizamiento, basta con pocos milímetros de lluvia para que ocurra”, apuntó.

En ese sentido aconsejó asegurar techos especialmente de láminas de zinc, limpieza de su cuneta para evitar aglomeración de basura en los tragantes, podar ramas que signifiquen un peligro para la familia sin asumir ningún riesgo en la práctica y de observar algún árbol o rama muy extensa notificarlo al 911.

De presentarse lluvias que generen aumento del caudal de quebradas o riachuelos cercanos a la vivienda, pidió no dudar en evacuar a un sitio seguro evitando aglomerarse y utilizando mascarillas y guantes.

"Después de la lluvia realice una revisión de su casa y entorno, ante el posible estancamiento de agua y deséchela para evitar la proliferación de zancudos y así evitar casos de dengue", aconsejó.

 

 

Tegucigalpa, 12 de mayo de 2020

 

DIRECCIÓN DE COMUNICACIÓN SOCIAL DE COPECO