Conapremm brinda auxilio a peregrinos durante su visita a la Virgen de Suyapa

::: Perdió sus piernas al caerse de “La Bestia” hace algunos años cuando intentaba llegar a los Estados Unidos, pero esta limitación no detuvo a Aleyda Johana Cruz para agradecer el milagro a la morenita:::

::: Hasta este mediodía más de 2,300 atenciones han sido brindadas por Conapremm:::

Tegucigalpa. Ayudada por su esposo, que empujaba su silla de ruedas, y cargando a su hija de ocho meses en brazos, Aleyda Johana de Cruz, llegó con alegría a darle gracias a la Virgen de Suyapa por haberle salvado la vida y ayudar a que su bebé viniera al mundo.

Esta joven madre de 33 años y con cuatro hijos, hizo un viaje desde su natal Cedeño, en Marcovia, Choluteca, en agradecimiento a la Patrona de Honduras por salvar su vida cuando se accidentó hace algunos años al caerse del tren conocido como “La Bestia” y por el nacimiento de su último retoño el 2019.

Como Aleyda Johana, cientos de miles de católicos llegaron a la Basílica Menor este día, en que se conmemora el 273 aniversario de hallazgo de la imagen de la Virgen de Suyapa, en peregrinación por los milagros que recibieron de ella.

Sin embargo, esta multitud de fieles no está sola, sino que es recibida por una contingente de voluntarios de la Comisión Nacional de Prevención en Movilizaciones Masivas (Conapremm) quienes les han brindado calor humano desde la semana anterior que se instaló el “Campamento de la Fe” para asistirlos en sus necesidades.

Los feligreses se han encontrado en los predios del tempo católico con clínicas médicas y odontológicas instaladas por el Despacho de la Primera Dama, cocinas móviles donde el personal de la Secretaría de Estado en los Despacho de Gestión del Riesgo y Contingencias Nacionales (Copeco) y del Cuerpo de Bomberos les proveen de alimento caliente, y un mini hospital en el que personal de la Cruz Roja Hondureña les brinda los primeros auxilios.

Además, personal de las diferentes instituciones del ente de prevención les brindan ayuda para mantener el orden dentro y fuera del templo, en el acceso al área donde se venera la imagen de la Patrona de los Hondureños, o alojarlos en las carpas de descanso que se instalaron para tal fin.

Uno de los miles de hondureños que recibió el auxilio oportuno por el personal médico de Conapremm fue el joven Osman Danilo Sánchez (27), quien sufrió una intoxicación tras ingerir carne de cerdo que le puso en peligro su vida, pues es alérgico a este alimento.

“Gracias a estas personas que están acá ayudando, especialmente a nosotros que venimos de tan lejos para ver a la Virgencita”, dijo el oriundo de Concepción de Soluteca, La Paz, cuando estaba canalizado con un suero en las carpas del equipo de Conapremm.

 

Atenciones

 

El centro de Operaciones de Emergencia Móvil (COEM) instalado por Copeco tenía un recuento, hasta el mediodía de hoy, de más de 2,300 atenciones pre hospitalarias, 11 servicios de ambulancias, 11 remisiones hospitalarias, 11 atenciones psicológicas.

Además, el personal de las instituciones del Conapremm ayudaron a 29 personas extraviadas, la mayoría niños, a encontrar a sus familiares o padres. Los menores eran atendidos por voluntarios del Dirección de la Niñez, Adolescencia y Familia (Dinaf).

El coordinador del Coen móvil de Copeco, Pedro Barahona, expresó que el calor humano con el que se recibe a los peregrinos es parte de las instrucciones que se emanaron de la Presidencia de la República y de las autoridades de Copeco para “que el pueblo hondureño se sienta respaldado en su movilización”.

De su parte, el comandante del Cuerpo de Bomberos, José Manuel Zelaya, expresó que las instituciones pusieron su granito de arena para servir, como todos los años a los que peregrinan a la capital para venerar a la Virgen de Suyapa y que se sientan seguros durante su estadía en la aldea de Suyapa.

 

 

Tegucigalpa MDC 03 de febrero de 2020

 

DIRECCIÓN DE COMUNICACIÓN SOCIAL DE COPECO

 

 

 Comisión Nacional de Prevención en Movilizaciones Masivas (Conapremm)