Gobierno facilita los espacios para recibir ayuda humanitaria con la que se enfrentarán problemas derivados de la sequía

::: Organismo promete 1500 millones de dólares, unos 37 mil millones de lempiras,  como un apoyo a la emergencia decretada el año anterior :::

::: Arribaría al país gracias al Conde Atilio Rodolfo Marote, presidente internacional del Acuerdo Internacional de Desarrollo Evolutivo Humano (AIDEH) :::

 

Tegucigalpa. El Estado de Honduras, mediante sus instituciones involucradas, ha abierto los espacios para recibir una ayuda de 1,500 millones de dólares, unos 37 mil millones de lempiras, que estaría llegando este año al país a través del Acuerdo Internacional de Desarrollo Evolutivo Humano (AIDEH) para auxiliar a la población afectada por la sequía.

Esta ayuda llegaría gracias a las gestiones realizadas por el gerente general de la organización AIDEH en el país, Emec Cherenfant, con el Conde, Atilio Rodolfo Marote, presidente internacional de la organización.

El auxilio humanitario se le adjudicará al Sistema Nacional de Gestión del Riesgo (Sinager), y será la Secretaría de Estado en los Despachos de Gestión del Riesgo y Contingencias Nacionales (Copeco), quien coordinará la entrega a la población por disposición del presidente de la República Juan Orlando Hernández.

En adición a esta ayuda, también se haría entrega de más de 49 millones de euros (unos mil 357 millones de lempiras), a la Secretaría de Salud en medicamentos del cuadro básico, insumos y posiblemente 50 ambulancias.

Para iniciar un proceso sin contratiempos, se afina una carta de entendimiento entre el Gobierno de Honduras y AIDEH, por ello en las últimas horas personeros de la fundación y de Copeco sostuvieron una reunión en la que además participaron representantes de la Agencia de Regulación Sanitaria, Secretaría de Derechos Humanos, Justicia, Gobernación y Descentralización Secretaría de Salud, Administración Aduanera de Honduras (AAH) y de la Secretaría de la Presidencia

 El aporte de la fundación AIDEH para el Sinager consiste en alimentos para la dieta del hondureño como azúcar, harina, granos básicos y congelados como carne de pollo y de res, que se repartirán entre la población afectada por los efectos del cambio climático.

Contenedores

A finales del mes de febrero llegarían los primeros 700 contenedores de los 13 mil en total y el resto arribaría en siete meses posteriores.

El Ministro de Copeco, Gabriel Rubí, explicó que se está finiquitando el proceso para recibir el importante apoyo que nunca en la historia se ha recibido, porque “estamos hablando alrededor de 13 mil contenedores con medicamentos y productos alimenticios”.

“Estamos dejando alineado el proceso de aduanaje, desaduanaje y transporte interno en el país; también la distribución, para ver de qué forma podemos llegar hasta el último rincón de Honduras para poderlo hacer de manera eficiente”, expresó Rubí.

Señaló que” el Presidente Hernández ha sido enfático en que no podemos desaprovechar esta oportunidad, y obviamente que le saquemos el mayor provecho para que podamos tener una ayuda más eficiente” con la población.

Apuntó que esta ayuda viene dirigida a Honduras producto de la emergencia que tenemos en cuanto a la sequía y otras situaciones de calamidad, sobretodo en el Corredor Seco que ha experimentado en los últimos seis años la pérdida la capacidad de tener alimentos.

El gerente de AIDEH en Honduras, Emec Cherenfant, agradeció al presidente de la República la apertura, espontaneidad y la disponibilidad de recibir el apoyo para la emergencia nacional que se decretó el año pasado.

“Es importante esto para Honduras, porque nunca hemos recibido un ayuda tan fuerte, tan sustanciosa y espero que no sea la última vez que recibamos algo tan grande del cooperante, el Conde Atilio Rodolfo Marote, presidente Mundial del Acuerdo Internacional de Desarrollo Evolutivo Humano (AIDEH), “recalcó Cherenfant.

El entrevistado apuntó que como se ha pronosticado que viene una sequía más fuerte este 2020 “es bueno que este apoyo de parte del Conde Marote llegue en este año porque va ser mucho más apreciado que si hubiera llegado el anterior.”

Por último, señaló que también está negociando 50 ambulancias para la Secretaría de Salud, y la construcción de una bodega y camiones para el transporte de los medicamentos “para no interrumpir la cadena de frío que es muy importe en la logística del mantenimiento de los fármacos”.

El viceministro administrativo de Salud, César Barrientos, explicó que la ayuda fortalecerá las unidades ejecutoras como los hospitales y las regiones, porque “al incorporarla a la compra de medicamentos podemos reorientar nuestro presupuesto para fortalecer las mismas unidades”.

Apuntó que las fortalecerán con la compra de equipo importante como rayos equis, mamógrafos, angiógrafos entre otros.

 

 

Tegucigalpa MDC 10 de enero de 2020

 

DIRECCIÓN DE COMUNICACIÓN SOCIAL DE COPECO