Ministro de Copeco supervisa trabajos por incidentes acaecidos en la capital

Además inició jornada de revisión de existencias en triajes para coordinar abastecimiento de insumos.

Con la supervisión de múltiples incidentes en distintos lugares de la capital causados por las lluvias de las últimas horas, comenzó su labor en campo el titular de la Secretaría de Estado en los Despachos de Gestión del Riesgo y Contingencias Nacionales (Copeco), Max González.

Las recientes lluvias ocasionadas por el paso de una vaguada por el territorio nacional dejó afectaciones en el Distrito Central, Francisco Morazán; El Paraíso, El Paraíso; y, en La Unión, Olancho.

El temporal provocó que 172 personas resultaran afectadas de un total de 37 familias perjudicadas; 15 viviendas deterioradas, 7 de ellas sufrieron daños parciales y 3 destruidas totalmente.

Sin embargo, para que estas personas afectadas pudieran suplir sus necesidades básicas de inmediato, Copeco, bajo la instrucción del ministro González, entregó ayuda humanitaria consistente en raciones de alimentos, frazadas y colchonetas, también láminas de zinc para reestablecer sus techos.

Supervisión

Con la finalidad de conocer in situ la situación provocada por las lluvias, especialmente en el Distrito Central, el ministro González hizo la supervisión de trabajos remoción de rocas y ramas de árboles que cayeron sobre una calle de la colonia Altos de la San Francisco, en Comayagüela.

En ese lugar, el personal de la Dirección de Preparación y Respuesta del ente de prevención utilizó una máquina cargadora para rehabilitar el tramo de circulación vehicular y peatonal que tenía interrumpido el paso desde hacía tres días.

Luego, el ministro se trasladó a inspeccionar un deslave en una ladera, colindante con la residencial Centro América, que obstaculizaba el paso que del barrio Las Vegas del Country conduce al Bulevar de las Fuerzas Armadas.

Hasta el sitio, llegó personal y maquinaria pesada de Copeco a remover las rocas y el lodo que no permitía la circulación regular de vehículos por esa arteria vial.

Además, en su recorrido, el ministro supervisó las acciones de remoción de rocas que cayeron a la Cuesta del Chile, tras que las fuertes lluvias produjeran un derrumbe en sector que une la Cerro Grande con el Barrio abajo.

La supervisión continuó en el barrio El Bosque, donde el ministro González corroboró en el sitio, el peligro que corrió una pareja cuando una enorme roca se desprendió de las laderas del cerro El Picacho y cayó en su humilde vivienda.

Según los especialistas de emergencia de Copeco, la roca de varias toneladas fue detenida por un muro de concreto del patio de la vivienda, lo que evitó que continuara cayendo a otros hogares vecinos y causara una tragedia.

La pareja afectada relató al ministro González que llovía sobre el sector a eso de la 1:15 de la mañana, cuando de repente escucharon un estruendo y en segundos la inmensa piedra cayó a dos pasos de la cama en la que descansaban.

El personal de la Unidad de Respuesta Inmediata (URI) trabajaron por varias horas para demoler el peñasco que quedó incrustado en la habitación de los inquilinos de la vivienda.

“Gracias a Dios en este lugar solo hay daños materiales, no hay pérdida de vidas humanas, es por ello que estamos dando respuesta pronta, rápida y eficiente al servicio de la población, hablamos con los moradores, ellos se van a y trasladar a un lugar seguro”, destacó el ministro González durante la inspección.

De su lado, Arleth Pineda, agradeció el apoyo de Copeco y de otras instituciones de respuesta “porque no lo dejaron solo” al solventar esta dura situación, pero debido al estado de vulnerabilidad en que se encuentra su casa tendrá que buscar otra vivienda para vivir.

Una hora después, el titular de Copeco llegó hasta la colonia 21 de Octubre, al nororiente de la capital, donde inspeccionó un operativo combinado entre equipos de Protección Civil de Copeco y del Comité de Emergencia Municipal (CODEM), para retirar los escombros de un frondoso árbol que cedió por las ráfagas de vientos y las fuertes lluvias que azotaron la madrugada de hoy en la ciudad.

“Estamos en la temporada de lluvias y huracanes, la población hondureña debe estar pendiente de las alertas que emite Copeco, en especial las persona que habitan y saben que moran en sitios vulnerables, su alertamiento debe ser el doble”, recalcó.

Entrega

Tras una mañana de trabajo revisando las labores del personal en algunos de los incidentes provocados por las lluvias, González se trasladó hasta el triaje de la Universidad Católica de Honduras para entregar pruebas de detección de los posibles contagios del Covid-19.

El ministro comisionado entregó a la encargada del triaje un total de 500 pruebas de proteína C reactiva, 220 pruebas de anticuerpos SARS-CoV-2, 50 pruebas para dengue, 50 torniquetes, 1, 200 curitas, 20 camisas, 1, 300 pads de alcohol, 1, 200 agujas y 1, 200 tubos.

Además, realizó una supervisión del trabajo que el personal desarrolla en este centro de manejo de pacientes sospechosos de Covid-19.

El ministro González expresó que la entrega es parte de la dotación de insumos que Copeco realiza cada semana a cada uno de los triajes, pero las entregadas hoy son para la aplicación de pruebas durante el fin de semana.

Asimismo, manifestó que todos los seis centros de triaje de Tegucigalpa recibirán pruebas rápidas para que den respuesta a la población que llegan las 24 hora del día para recibir atención.

 

 

Tegucigalpa, 23 de octubre de 2020

DIRECCIÓN DE COMUNICACIÓN SOCIAL DE COPECO