Salen equipos para hacer captura de gases y fotografías

Nota de Prensa No. 073-2019

Tegucigalpa. A tempranas horas de este lunes expertos del grupo interinstitucional que coordina la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco), retomaron las actividades para indagar las causas de la emanación de humo en una montaña del departamento de Atlántida, Cordillera Nombre de Dios.

El fin de semana bajo la instrucción del Presidente Juan Orlando Hernández y del ministro comisionado de Copeco, Gabriel Rubí, la regional en La Ceiba reunió a cuerpos de primera respuesta y de otras entidades de gobierno, para iniciar la investigación en el sitio, luego de tres días de divisar la emanación de humo en la zona.

Eliseo Silva, geólogo de Copeco informó que esta mañana se comenzó el proceso con ingenieros del Instituto Hondureño de Geología y Minas (Inhgeomin) y del Cuerpo de Bomberos para realizar tomas de muestras de gases con equipo y capturas con cámara térmica.

"Lo que se busca es tener la certeza de qué tipo de gases pueden estar emanando o qué tipo de vapor de agua; de qué están constituidos químicamente los gases que está surgiendo en este momento el sector", detalló.

"Lo que queremos descartar es que sean gases sulfuros que están asociados a posible actividad magmática, y que fuese solamente vapor de agua, que es lo que nosotros presumimos que es, que son emanaciones de origen hidrotermal", comentó.

El experto relató que en la caminata de más de 6  horas realizada ayer para llegar al pie del sitio donde se produce la emanación del humo, se confirmó "lo que teníamos identificado en los mapas geológicos de Honduras, que estamos frente a un cuerpo intrusivo ígneo (batolito)".

Un batolito es una masa gigante de roca ígnea intrusiva que se forma cuando el magma (rocas fundidas ubicadas en capas profundas de la tierra) se acumula y se enfría profundamente en la corteza terrestre sin exponerse a la superficie.

Sin embargo, aclaró que serán las investigaciones que se realicen, las que permitan un análisis certero del fenómeno para lo que aseguró ameritarán no solo una evaluación aérea, sino también hacer una escalada de 350 a 450 metros sobre una topografía bastante accidentada y sin brechas.

"La idea es realizar mediciones aéreas aunque no se puede descartar una visita al sitio de acuerdo a los resultados, para tomar muestras de rocas y de suelo y tener exactitud del fenómeno, lo que queremos descartar es la presencia de sulfuro: Recuerde que cualquier persona que se acerque corre peligro, los gases sulfurosos son nocivos, entonces queremos precautelar la vida de las personas que van hacer la evaluación y con esta captura de gases podremos tener esa certeza", explicó.

Por su parte Abraham Mejía, subcomisionado regional de Copeco en La Ceiba, aclaró que la zona desde donde se desprende el humo se denomina cerro El Ocotal ubicado en la cordillera Nombre de Dios y que se encuentra distante a Pico Bonito.

Informó también que con la ayuda de una aeronave de la Fuerza Aérea Hondureña (FAH) que partió de la Base Aérea Héctor Caraccioli Moncada, dos técnicos sobrevolarán el sitio para tomar las muestras de los gases.

"Se está haciendo todo el proceso sugerido por los expertos y mientras tenemos resultados reiteramos a la población mantener la calma y estar atentos a lo que de forma oficial se informe", aconsejó.